jueves, 5 de abril de 2012

Un viaje a París.

Paseábamos por la playa y comenzaste a decirme lo mucho que te gustaría volver a París, pero esta vez conmigo.

"Subir a la Torre Eiffel, desde allí se ve todo París. Llamaría ahora mismo para reservar una cena en el restaurante que tiene arriba del todo, y tomarnos una copa de Champan viendo la hermosura de la ciudad al anochecer.
Ir de compras juntos. Es todo tan bonito, las personas visten con elegancia y CHANEL es lo común. Te compraría lo que quisieras si fuera mio todo el dinero del mundo.
Pero claro, tendríamos que reservar ya los billetes de avión, a tu amiga le salió todo muy barato.
Es que París es tan... romántico. Que no se me ocurre otra persona con la que compartiría momentos allí. Volvería una y otra vez."


Mis ojos cada vez se ponían más entusiastas y mi sonrisa aparecía por segundos. La persona a la que más quiero en el mundo, me hace feliz, me quiere e imagina momentos inolvidables conmigo... ¿Qué más se puede pedir, aparte de un viaje a... París?





No hay comentarios:

Publicar un comentario