domingo, 27 de noviembre de 2011

Amanecer.

Aquel fin de semana no era como todos los demás, llevaba esperando ese día desde hacía meses y por fin había llegado el viernes 18. Como buena fanática de La Saga Crepúsculo que me considero, una semana antes ya había conseguido mi entrada para ir al estreno de "Amanecer" con unos amigos y mi chico. Antes de la sesión de cine a las 22:20h, quedé con unas amigas para hacernos un reportaje de fotos en mi azotea, a lo Laura Hayden, la cual es un ejemplo a seguir para mi como 'it Girl' del momento. A las 17:00h, llegaron María y Elena con un montón de bolsas llenas de vestidos preciosos y tacones. Cuando comenzamos la sesión parecía que desde bebes habíamos estado posando ante una cámara. El rato que pasé con las chicas fue genial y la verdad es que nos reímos muchísimo. 

Cuando se fueron rápidamente me cambié, me coloque mis mustangs favoritas y salí pitando hacía nuestro lugar de encuentro. Casi iba dando saltitos por la calle de la emoción y lo miraba todo con una la sonrisa de oreja a oreja(ahora que lo pienso, la gente debió de pensar que estaba un poco loca). 
Llegué al cine y nada más ver el cartel de la película salieron de mi boca tres palabras: esto es alucinante. Entré en la sala y había mogollón de gente. Cuando apagaron las luces todas gritamos de la emoción. Empieza ya, y un silencio absoluto inunda el cine. Vampiros, lobos, sucesos y ¡acción!.
Solo puedo decir que ha sido la mejor película que he visto, que he reído, llorado y me he preocupado de la emoción que me transmitía. Para mi, inolvidable.


video
Recomiendo atentamente que vayáis a ver La Saga Crepúsculo: Amanecer, (si no lo habéis hecho ya). Yo al menos con esta película repito y este fin de semana voy otra vez.



No hay comentarios:

Publicar un comentario